Tienes una propiedad que te gustaría alquilar, ¿pero no sabes qué debes hacer?

No te preocupes. Nosotros nos encargamos de todo.

El alquiler de una vivienda o local genera la obligación de declarar los ingresos obtenidos.

Si evades esta responsabilidad, se considera que estás cometiendo fraude y te sancionan.

Nosotros regularizamos tu situación y cumplimos con tus obligaciones. Olvídate de los problemas. Disfruta de la garantía de una gestión segura.

Aquí puedes hacerte un presupuesto a tu medida, fácil y rápido.

La Agencia Tributaria detecta fácilmente este tipo de situaciones debido a:

  1. La comparativa de consumo de suministros de un inmueble habitado o deshabitado.
  2. La detección de ingresos sospechosos sin justificación alguna de su procedencia.
  3. La inscripción en el censo de empadronamiento de los nuevos inquilinos.

Además, si Hacienda detecta el fraude que se comete al no declarar los ingresos por alquiler:

  1. No permitirá que el arrendador se beneficie de la reducción fiscal del rendimiento neto por un alquiler de vivienda habitual.
  2. Imputará el importe de ese alquiler a precio de mercado en el caso de no presentarle el contrato que lo regula.